Un Sueño Posible de Alicia Calderón

"Cómo se enamora una pareja de invidentes si no puede verse". No conoce la forma de sus ojos, el color de su cabello, el largo de sus brazos, la apariencia de su piel. Esa fue la frase con la que Alicia Calderón, periodista, maestra y amiga, nos invitó a la proyección de su primer documental el pasado viernes en el Cine Foro de la Universidad de Guadalajara.
El solo hecho de ser ella me emocionó, pero además, el tema era realmente inspirador, sobre todo para mi, que a últimas fechas intento explicarme qué es lo que hace que un hombre y una mujer sigan juntos, cuando la belleza se marchita, cuando una enfermedad paraliza el cuerpo, cuando la naturaleza le niega a un vientre la maternidad, cuando el cáncer tumba el cabello y las ilusiones. Cuando los pretextos y las razones sobran para irse.
Ahí, estuvimos puntuales, a las ocho de la noche como nos pidió. Contentos por su triunfo, por su esfuerzo, por hacernos parte de él. Su mamá, una de sus hermanas, su esposo José Miguel, sus cuates, sus compañeros y sus actores. Yadira y Rafael, los protagonistas de esta historia seleccionada del taller de documentales de Ambulante.

-No son actores, son personajes, me corrigió Alicia

Tenía razón. No eran actores, sino un hombre y una mujer amándose, sin luz en los ojos pero viéndose con el alma. El fue maltratado de niño por su abuela quien siempre le dijo que como discapacitado no podría ser nadie. Hoy, a través de este documental titulado Un sueño posible, demostraba cuan equivocada estaba. No ve, pero siente, no ve, pero produce, no ve, pero trabaja; eventualmente voceando las ofertas en el súper y cantando en los camiones.
Ella, enamorada, dirigiendo a su propia familia, recordando los momentos en que le pidió que se casaran y en que nació su hijo Jaziel. Mientras cocina, canta, mientras asea, canta, mientras respira, canta.
-Yadira y Rafael se sentaron en las primeras filas del cine foro como cualquier espectador, mientras, el resto veía conmovido el primer documental de Alicia.
Yo no soy la indicada para contar esta historia porque ella ya lo hizo y no me pertenece

Alicia:

"Se llaman Rafa y Yadira. Su hijo es Jaziel.
¿qué fue lo que más me conmovió? Que Rafa pudo superar lo que todo mundo le decía que no podría. Que por ser ciego y pobre, él no podría ser feliz, independiente, tener una familia, salir adelante. Míralo, canta en los camiones, sí; vive limitado, sí, pero además tiene un hijo maravilloso, una esposa también fantástica y muy, muy enamorada de él; es completamente independiente y, dice, ante todo es feliz y pudo liberarse de las cadenas que le había puesto su abuela".


Esa noche de viernes Alicia me hizo sentir que tenía ya una respuesta, pero también, me llevó a recordar cómo es el amor cuando se mira a la otra pareja con el alma.
Por Gricelda Torres Zambrano

2 comentarios:

RICARDO dijo...

ME PARECE SENSACIONAL, KE SE LE DE LA IMPORTANCIA AL CASO, YA QUE NO HAY DIFERIENCIA ,YO COMO MEDIKO LO SE ,YA KE YO CONTRATO GENTE CON CAPACIDADES ESPECIALES Y SON MIS MEJORES EMPLEADOS, MAS TRABAJADORES Y RPOFESIONALES

lalibretatlaque dijo...

"Cómo se enamora una pareja de invidentes si no puede verse". Un diálogo en la oscuridad es un diálogo de corazón a corazón.
Qué dicha de vivir un amor sincero, sin prejuicios, sin estereotipos...

Las historias donde se incluyen a las personas con "discapacidad" me agradan!!! Felicidades!!